Want help with your product upgrades? Upgrades made easy

Por qué merece la pena tener un contrato de mantenimiento GFI

Todos los productos GFI incluyen mantenimiento durante el período inicial de la licencia porque nuestros clientes nos han dicho que el mantenimiento es una póliza de seguros para su éxito. Sin él, no podemos garantizar la seguridad o disponibilidad de su infraestructura técnica. Nuestros clientes tienen un contrato de mantenimiento para los productos GFI por CUATRO importantes razones.

1. Acceso a nuevas funciones, actualizaciones, mejoras y corrección de fallos

Las revisiones y actualizaciones de nuestros productos se llevan a cabo durante todo el año. Se llevan a cabo porque:

  • Las actualizaciones son necesarias de vez en cuando para garantizar la compatibilidad o incorporar las modificaciones del software de terceros, como por ejemplo las actualizaciones mensuales de Microsoft Windows, y para seguir funcionando necesitamos actualizar nuestro código.
  • O se llevan a cabo para mejorar características de nuestras versiones de software actuales.
  • O se llevan a cabo porque hay problemas con el funcionamiento de nuestro software en su entorno (no podemos comprobar todos los entornos ni todas las configuraciones).

Al tener un contrato de mantenimiento, el cliente obtiene acceso automático e instantáneo a las últimas versiones del producto, actualizaciones, mejoras y correcciones.

Además, para MailEssentials GFI y MailSecurity GFI, el mantenimiento incluye ahora protección anti-spam o antivirus con actualizaciones frecuentes en tiempo real. Sin mantenimiento no está protegido contra las amenazas que le hicieron decidirse inicialmente a adquirir la licencia del producto.

2. Protección y asistencia total

Benefíciese de la asistencia por correo, chat y teléfono. GFI ofrece  asistencia integral para garantizar que sus clientes se enfrentan a interrupciones mínimas y que disponen de asistencia experta y cualificada para resolver sus problemas lo antes posible. Queremos el éxito de nuestros clientes y somos conscientes de que introducir nueva tecnología es difícil. Por lo tanto, GFI no está sólo disponible para consultas de asistencia sino también para proporcionar asesoramiento sobre implementación para asegurar a los clientes que su introducción a las nuevas tecnologías será un proceso fácil y todo un éxito.

La asistencia de algunas empresas sólo incluye contacto por teléfono o correo y un cargo adicional para las actualizaciones. El mantenimiento de GFI es integral: desde asistencia telefónica, por chat y correo hasta correcciones de código, nuevas versiones (que incluirán nuevas características) y lanzamientos de nuevas versiones (para resolver problemas secundarios). Un Contrato de asistencia GFI supone pagar una pequeña póliza de seguros para proteger la información o la infraestructura de su empresa.

3. Proteja su inversión y sus activos: Quédese tranquilo sabiendo que sus sistemas están al día

La mejor forma de aprovechar su inversión inicial es asegurar que su contrato de mantenimiento está al día. Es la forma más barata de mantener actualizado su producto de software. La familia de productos GFI se actualiza constantemente para afrontar las cambiantes amenazas de seguridad y seguir funcionando de forma óptima en sus entornos. Con este mantenimiento no solo protegerá su inversión, sino también su red y su organización. Obtendrá soluciones expertas para sus problemas. Somos los desarrolladores y nos encargamos del mantenimiento de nuestros productos: deje que seamos su póliza de seguro para que su infraestructura de TI sea más segura y esté más protegida.

4. Conformidad

La conformidad y la integridad de sistemas son lo que nos obliga a tener al día el mantenimiento del software. Sarbanes Oxley, PCI DSS, e-discovery y otras muchas normativas y leyes suponen una creciente preocupación para los responsables y los administradores de sistemas. Demuestre que sus sistemas son seguros, que la integridad de sus datos no está comprometida y que aplica medidas de redundancia.

Sin un contrato de mantenimiento, el riesgo de que sus sistemas no posean los parches o las actualizaciones de seguridad más recientes aumenta. También aumenta el riesgo de que una auditoría descubra fallos en la red que podrían haberse solucionado fácilmente con actualizaciones periódicas del software – algo que podría haberse hecho con relativa facilidad de haber existido un programa de mantenimiento.

Los costes de una auditoría negativa o de una violación de su seguridad son mucho más elevados que los de un año de mantenimiento. Sólo este punto debería justificar la inversión en un programa de mantenimiento.